Influencers instantáneos, figuras públicas y demás cuentos + look sirena alternativa


¡Hola chicos!, no tienen idea de cuánto espere por escribir este post, y cuantos de ustedes pidieron que lo haga. Así que una vez más, ¡acá vamos!
En los últimos meses note como aparecieron un sin fin de auto nombrados “influencers” y/o “figuras públicas”, sin saber ellos mismos que significan ambos títulos.
(Para saber que es un influencer y como ser uno en 5 días hagan click acá , no esperen volverse uno, pero si entender mejor como funciona.)


En un mundo competitivo cada “influencer” busca sobresalir y a su estilo crear contenido no solo estéticamente visual sino también aportando a sus seguidores con ideas, criterios y opiniones sobre ciertos temas. Y es acá donde nos preguntamos:
¿Es realmente un influencer?, es una figura pública?, me está aportando y/o compartiendo contenido útil?... o, por el contrario:
Me muestra lujos que no puedo comprar, no hay relación con la cantidad de seguidores y sus likes, no tiene criterios sobre temas que conciernen con la realidad del medio…etc.


Debemos entender por otro lado que el título de “influencer”, lo da el público que consume el contenido, no te auto coronas o te vuelves uno de manera instantánea como el Maruchan al ponerlo en la descripción de tus redes sociales.
En lo personal me gusta mucho leer el copy que cada influencer escribe debajo de sus fotos, en algunos casos son descripciones de lo que vemos e información útil o interesante, pero en otros son:
“Monday mood” (y así toda la semana).


En muchos casos los objetos que ves en sus fotografías son mera distracción visual, no leyeron el libro de la foto, las bolsas de Chanel están vacías, el outfit es prestado, pidió a la gente humilde posar para causar empatía, etc…
Todos buscan la aceptación, los likes y los seguidores, pero pocos son los que se preocupan por crear contenido real, y honesto.
Ahora sí, hablando de seguidores, los usuarios (y marcas) ya no son tan ingenuos, todos sabemos de la existencia de bots y de cómo varios influencers engañan a la gente que los contratan, defraudando la confianza.
También sabemos que varios exageran con el uso de publicidad con fotos que caen en el narcisismo.


Pero no todo está perdido, hay influencers que vale la pena seguir, gente que comparte sus vivencias (en las buenas y las malas), artistas que crean obras, viajeros que nos llevan a lugares con sus relatos (y con buenos tips), fotógrafos que no solo inmortalizan momentos también comparten poemas, coolhunters y fashionistas, maquillistas que juegan con su creatividad, foodie lovers que nos comparten recetas, etc…
Cada vez que quieras seguir a alguien recuerda que eres lo que consumes, y a ti querido influencer danos contenido útil, trabaja para mejorarte a ti mismo en lugar de parecerte a alguien más.
Con cariño
Val.

Fotos Kev Aleman
Polera: Forever 21
Overall: A Vandijk Jeans
Uñas de sirena: China Glaze (NUBA) artista, Jessica Parada
Shoes: Puma










Comentarios

Entradas populares