Primera noche del BOMO 2018


Comienza la jornada del BOMO (Bolivia Moda), el evento de moda que recorre el eje troncal del país, con su primera parada en su ciudad de origen Santa Cruz.
A pesar de ser un evento muy criticado por la juventud, en esta primera noche hubo cosas que me gustaron y otras que se pueden mejorar.

La primera pregunta que todos nos hacemos es, ¿quién debe estar sentado en el front row?
Si bien antes los grandes desfiles estaban cerrados a un público de posibles compradores o medios de comunicación, hoy en día los influencers, bloggers, it girls y celebrities son los nuevos invitados a sentarse en las primeras filas, siendo estas personas las influyentes en la futura publicidad.
En este punto, el BOMO ha dado ese paso sin embargo aún hacen falta esas sillas para algunos de mis compañer@s.


La pasarela este año se veía espectacular, pantallas Led con imágenes llamativas y mucho color; aun así siento que acá se perdió un poco el concepto de “desconectarse”, en lo personal me daban unas ganas de conectarme a la tecnología más que nunca!.

Ahora si lo que más me gusto:

El cuadro de Liliana Castellanos me gustó mucho, si bien en una versión pasada yo critique un posible plagio, en esta ocasión me agrado ver uniformidad y propuesta de la diseñadora en su colección “Ritual”.



Rosa y Gris propuso vestidos de ensueño, estos fueron mis preferidos.



Mi cuadro favorito de la noche fue Closet Moda Urbana, con su propuesta llamada “Millenias”, una propuesta divertida y fuera de todo lo que se vio en la noche, lleno de color, juego de materiales con un toque subversivo, pero sin perder ese toque femenino.




Por segunda vez debo aplaudir el trabajo de dos modelos que se destacan en cada una de sus salidas, Abraham Kobe y Jazmin Rodriguez quien también es imagen de los hijos De Ramón diseñadores que se presentaran en los siguientes días.



Lo que se puede mejorar:
¡Más moda made in Bolivia please!

Xoxo
Val.

Fotos: KevAleman


Comentarios

Entradas populares